¿Hay que tomarla todos los días?

PrEP intermitente

La aprobación de Truvada como PrEP oral en EE UU y Europa se refiere a la dosificación de una toma diaria.

Sin embargo, un ensayo europeo ha arrojado datos sólidos que evidencian que la PrEP puede tomarse únicamente en momentos de riesgo (en lugar de hacerlo de forma diaria) y aun así mantener la efectividad.

Este es el caso, al menos, de los hombres que practican sexo con hombres (HSH): no se sabe si la PrEP intermitente funciona en el caso de las mujeres (o de los hombres heterosexuales) y hasta que no se lleve a cabo un estudio para probar la eficacia de la PrEP intermitente en estas poblaciones, estas personas deberían tomar la PrEP de forma diaria.

El ensayo franco-canadienese Ipergay registró una eficacia del 86% para la PrEP intermitente. El protocolo del estudio Ipergay era el siguiente:

  • Tomar DOS comprimidos juntos de Truvada entre 2 y 24 horas antes de una relación sexual prevista que pueda entrañar una exposición al VIH.
  • Si efectivamente se mantienen relaciones sexuales que entrañen una posible exposición al VIH, se debe tomar otro comprimido 24 horas (2 horas arriba o abajo) después de la primera toma y otro comprimido al día siguiente, es decir, 48 horas (2 horas arriba o abajo) después de la primera

En este diagrama (en francés) se ilustra este protocolo:

www.seronet.info/sites/default/files/shared/admin/images/ipergay1.png

  • No obstante, en el caso de múltiples relaciones sexuales consecutivas que supongan un riesgo de exposición al VIH se tomará un comprimido de Truvada cada 24 horas (2 horas arriba o abajo) hasta la última relación sexual y, a partir de ese momento, se tomará un comprimido a las 24 horas (2 horas arriba o abajo) y otro a las 48 horas (2 horas arriba o abajo). Sólo entonces se interrumpirá la toma.

En este enlace se podrá encontrar un ejemplo ilustrativo con tres encuentros sexuales:

www.seronet.info/sites/default/files/shared/admin/images/ipergay2.png

Este protocolo puede parecer difícil de seguir, pero resultó claramente eficaz.

En promedio, el uso de Truvada en Ipergay estuvo en torno al 50% del que se habría producido en el caso de una adherencia total a la PrEP diaria. Una advertencia que debe tenerse en cuenta en el caso de la PrEP intermitente es que muchos de los participantes en Ipergay mantenían relaciones sexuales con tanta frecuencia que estaban tomando la PrEP prácticamente a diario.

Sin embargo, no se detectó ningún patrón de adherencia constante. Así, mientras que algunas personas tomaron la PrEP prácticamente a diario, otras apenas la utilizaron. Un análisis reciente reveló que el régimen de PrEP empleado en Ipergay fue igual de eficaz para los participantes que practicaron sexo por debajo de la media que para el resto. Muchas personas interrumpieron la PrEP durante varios meses y luego la retomaron. Resultó evidente que estaban adaptando el uso de PrEP a la percepción de su propia necesidad, y deben haber estado haciéndolo de forma bastante precisa.

Sin embargo, el patrón de adherencia más consistente fue la inconsistencia. Muchas personas interrumpieron la PrEP durante varios meses y luego la retomaron. Resultó evidente que estaban adaptando el uso de PrEP a la percepción de su propia necesidad, y debían hacerlo de forma bastante precisa.

En este diagrama se muestra el nivel detallado de adherencia de los participantes en el Ipergay.

En Francia, a los hombres gais se les ofrece la posibilidad de elegir si desean tomar la PrEP de forma diaria o “a demanda” (otro término empleado para referirse a la PrEP intermitente). Hasta la fecha, aproximadamente dos terceras partes han optado por la dosificación intermitentemente. En los estudios de implantación AMPrEP y Be PrEPared (realizados en Países Bajos y Bélgica, respectivamente) también se ofreció la PrEP intermitente, pero solo fue aceptada por aproximadamente un tercio de los participantes. Cuando se ponga en marcha el estudio de gran tamaño IMPACT en Inglaterra, a las personas voluntarias también se les ofrecerá la opción de tomar la PrEP “a demanda” o de forma diaria.

Ya existían pruebas previas de que la PrEP intermitente podría funcionar. Por ejemplo, en el estudio iPrEx el equipo de investigadores notó que la toma de cuatro dosis, o más, de PrEP a la semana parecía bastar para ofrecer protección.

En otro estudio de gran tamaño, ADAPT, se examinó la eficacia de diferentes regímenes de PrEP en hombres y mujeres. En el estudio se comparó la administración diaria de la PrEP frente a su toma cada dos días y a la toma ‘a demanda’ de un comprimido antes y otro después. ADAPT no midió si los regímenes reducían el riesgo de infección por el VIH, pero reveló que la PrEP diaria resultaba más fácil de tomar que la PrEP intermitente.